Segunda lactancia, no todo es un camino de rosas

Cuando me quedé embarazada por segunda vez (con Lara) aún mantenía la lactancia con Óliver, 28 meses para ser exactos. Habíamos reducido practicamente a 2 tomas, que se producían cuando llegaba de trabajar por la tarde y para quedarse dormido. Era una “lactancia residual”, pero me era imposible conseguir que Óliver se destetara. Era su…

Continue Reading