Propósitos de año nuevo 2018

Yo no soy mucho de hacer propósitos de año nuevo, porque sé que en mi la  constancia no es mi mayor virtud, sobre todo en determinadas cosas, pero este año sí que he querido hacer una pequeña lista de propósitos a intentar cumplir este 2018.

No soy de hacer propósitos como os decía, porque la vida me ha demostrado que por mucho que nos propongamos a veces los reveses de la vida o simplemente el devenir del año hacen que no podamos poder cumplir nuestras metas y tengamos que posponer estas. Como en realidad el tiempo es algo relativo, en principio, habría que pensar que si e 31 de diciembre no hemos cumplido todo lo propuesto, no debemos sentirnos mal ni agobiarnos, bastantes responsabilidades llevamos a veces a la espalda.

El caso, para bien o para mal, este año me he propuesto intentar recuperar la forma física. No perder kg e ir al gimnasio, que también, sino recuperar la forma física para no morirme por el simple hecho de caminar un poco. Y sobre todo intentar correr la Sal Silvestre a final de año, es decir, terminar el circuito sin importar el tiempo :). Es un gran propósito, lo sé, pero por lo menos quiero intentarlo.

Otro propósito es comer bien, intentar ser un “realfooder“, como se llama ahora, que no es otra cosa que tirar menos de procesados y saber leer las etiquetas de lo que compramos. No quiero hacer dieta, lo primero porque dando el pecho no se recomienda, y lo segundo porque con mi ansiedad se que es contraproducente.

Y por último, pero no menos importante, mi último propósito tiene que ver precisamente con eso, con la ansiedad que llevo a cuestas desde hace años, y que desde que falleció mi padre, no se acaba de ir. Mi propósito es intentar mantenerla a raya, saber gestionarla, no sé si a través de la meditación o a través de un psicólogo, pero creo que a día de hoy es principal en mi vida volver a tomar el control de esos sentimientos.

Esos son los principales, luego estarían los de siempre, cuidarme un poco más (aunque sólo sea lavarme la cara y tener una rutina de cremas y esas cosas, que una se va haciendo mayor), estudiar inglés (el propósito de mi vida), viajar, jugar más con Óliver, tener la casa más recogida….

Y vosotros, ¿os hacéis propósitos de año nuevo?¿Cuáles?

Lo bueno de los propósitos es que los puedes ir modificando durante el año e ir añadiéndolos, no hace falta que sea 1 de enero para proponerse nada, simplemente tienes que pensarlo y comenzar a hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *