¿Mi hijo es celiaco o alérgico al gluten?

Buenos días! Hoy os vengo a contar lo que nos ocurrió ayer en la revisión de Óliver en el pediatra de digestivo del hospital. Al ser una revisión de su intolerancia a la proteína de le leche de vaca (IPLV) , y al estar esta muy controlada ya, la verdad es que me esperaba poco más que le pesara y le midiera, pero no fue así. ¡Sorpresa! ¿Puede ser alérgico al gluten o celiaco?

La verdad es que iba muy tranquila, la semana pasada habíamos pasado la revisión de los 9 meses y todo en orden, por lo menos la enfermera y la pediatra es lo que nos dijeron.

La revisión de digestivo simplemente era un trámite para ver como iba la IPLV. Le pesó y le midió. respecto a la semana pasada había engordado 200gr, por fin hemos superado la barrera de los 8 kg. En cuanto a la talla debe ser que el niño ha encogido, la semana pasada medía 68.5 cm y esta 68 cm.. pero bueno con el poco cuidado que tuvo en medirlo me decanto más por la medición de la enfermera la semana pasada.

Pasado ese trámite y pensando que nos iba a mandar a casa el señor pediatra comenzó a decirme que el niño estaba en un percentil bajo de talla (5) y de peso (15). Le comenté que había sido así desde pequeño y que seguía la progresión, que el pediatra de cabecera no lo había considerado ningún problema. A ver, si me mira a mi… mido 158cm mal medido, no espero tener un hijo que mida 190 cm… pero bueno. Me preguntó cuando había introducido el gluten, le dije que casi con  meses, no pareció quedarse tranquilo, por lo que nos ha mandado un mega estudio con analíticas de sangre, heces, orina, la prueba del sudor (esta última para descartar fibrosis quística)… es decir, el susto para el cuerpo sino hubiera sido porque hace unos meses buscando en internet me topé con un blo g de una mamá (no he conseguido volver a encontrarlo) donde comentaba que a su hijo por ser pequeño le habían hecho todas las pruebas para nada, simplemente es pequeño y delgado… pero a veces parece que les encanta asustar a las madres.
Te pido 20.000 pruebas, no te digo para qué son, así buscas tu por internet y te das el susto padre cuando ves que la prueba del sudor es para descartar una enfermedad cuyo pronóstico es que como máximo tu hijo va a vivir 37 años. En fin, a veces con un poco de tacto e información por parte de los médicos las mamás viviríamos un poco menos angustiadas.

A parte de ser pequeño Óliver no tiene ningún otro síntoma de celiaquía y demás, pero como a veces esta enfermedad es “silenciosa” pues más vale prevenir que curar. Ya os iré contando, mientras tanto os dejo unos datos sobre las personas celiacas o con alergia al gluten

La Enfermedad Celíaca (guía rápida y sencilla)

1º clase: un 1% de la población es celiaca, y muy pocos saben que lo son y están sin diagnosticar. No todos los celiacos tienen síntomas externos que den la pista. La EC NO es una alergia al gluten sino una intolerancia permanente al glutenEn otras palabras, ambas existen pero no tienen nada que ver la una con la otra, el mecanismo a través del cual el gluten es tóxico para los pacientes celíacos es totalmente diferente que en la alergia al gluten.
2º clase: antigüamente se identificaba como una enfermedad infantil y ahora se sabe que no, puede manifestarse a cualquier edad (lo cual es un fastidio enorme para los adultos, los niños al menos no sabrán lo que es renunciar a un buen pan, los donuts, ….), además de que los adultos pueden acarrear enfermedades asociadas a la celiaquía por el diagnóstico tardío que hace que su organismo lo manifieste de diferentes maneras, (enfermedades autoinmunes, trastornos psicológicos, problemas hormonales, anemias, osteoporosis..y un largo etc..)
3º Clase: la enfermedad celiaca es genética y un alto porcentaje de la población tiene ese gen, lo que no significa que llegue a desarrollar la enfermedad a la fuerza, pero si en su familia se diagnostica uno, lo normal es hacer un estudio familiar y a alguno de los miembros, en función de los resultados, hacerls análiticas anuales de comprobación.
4º clase: Como es una enfermedad genética, es crónica, no tiene cura ni tratamiento, es como si tus ojos son azules o marrones, son así genéticamente y no se puede cambiar.
5º ¿y de que va?: Lo más interesante
Todos asimilamos los nutrientes de los alimentos en el intestino delgado. El intestino tiene por dentro como unos pelillos (las vellosidades intestinales) que son las que absorben los nutrientes de la comida y los llevan a la sangre, y de ahí a la ruta de la energía.
Algunas proteinas de los alimentos, como el gluten o la lactosa, son unas proteínas muy “pesadas” que necesitan de unos enzimas especiales para disolverseLos celiacos no fabrican la enzima para disolver el gluten y éste lo que hace al no disolverse, es ir destruyendo las vellosidades intestinales.
Consecuencia: el organismo deja de nutrirse correctamente. Hay personas en las que este proceso es muy suave y “disimulado”, por eso pueden ser celiacos sin diagnosticar durante muchos años. Otros, son muy rápidos y cantan a la primera en el caso de diagnóstico infantil sobre todo, que son como los niños de Africa (realmente es la imagen de la desnutrición): vientre muy hinchado y pellejito sobre las costillas, se les cuentan todas.
Solución: eliminar por completo el gluten de su alimentación y así las vellosidades vuelven a recuperarse, pero con una dieta superestricta (que es materialmente imposible) y en plazo entre dos a cinco años. Es el único tratamiento que existe.
Fuente: Celiaconline
 
SINTOMATOLOGIA DE LA ENFERMEDAD CELIACA 
Los síntomas más frecuentes son: pérdida de peso, pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento, alteraciones del carácter (irritabilidad, apatía, introversión, tristeza), dolores abdominales, meteorismo, anemia por déficit de hierro resistentes a tratamiento. Sin embargo, tanto en el niño como en el adulto, los síntomas pueden ser atípicos o estar ausentes, dificultando el diagnóstico. 
INFANCIA
ADOLESCENCIA
ADULTO
Vómitos
Anemia ferropénica
Diarrea malabsortiva
Diarreas fétidas,
abundantes y grasosas
Dolor abdominal
Diarrea malabsortiva
Apatía
Irritabilidad
Nauseas
Estreñimiento,
meteorismo
Depresión
Anorexia
Hepatitis
Astenia
Astenia
Estomatitis aftosa
Inapetencia
Irritabilidad
Queilitis angular
Pérdida de peso
Pelo frágil
Dermatitis atópica
Dermatitis herpetiforme
Distensión abdominal
Cefaleas, epilepsia
Anemia ferropénica
Hipotrofia muscular:
nalgas, muslos y brazos
Estatura corta
Retraso puberal
Osteoporosis, fracturas,
artritis, artralgias
Fallo de crecimiento
Menarquia tardía
Introversión
Artritis crónica juvenil
Colon irritable, estreñimiento
Dependencia
Abortos, infertilidad, menopausia precoz, recién nacidos con bajo peso
Leucopenia, coagulopatías, trombocitosis
Frecuentemente asintomática
Epilepsia, ataxia, neuropatías periféricas
Defectos del esmalte dental
Cáncer digestivo
Retraso pondoestatural
Hipertransaminemia
Dislexia, autismo, hiperactividad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *