Diez claves para mejorar los cólicos del lactante

Uno de mis miedos en este segundo embarazo ha sido pensar en los primeros meses del bebé, ¿por qué? pues porque con Óliver lo pasamos tremendamente mal entre otras cosas por culpa de los cólicos del lactante, los gases, y los problemas intestinales, así que este post os hago un recopilatorio de lo que mejor nos ha ido con Óliver y con su hermana.

¿Qué son los cólicos del lactante? Son episodios de llanto prolongado, algunas veces incontrolable que se dan sobre todo por las tardes noches y que ceden de manera espontánea. No es una enfermedad, 4 de cada 10 bebés lo sufre.

Y siguen el patrón del 3: al menos 3 veces por semana, durante 3 horas o más, durante 3 semanas.

Lo primero que tengo que deciros es paciencia (aunque cueste), los nervios de los papás se los pasamos a los bebés, cuando se dan esos episodios de llanto, tendemos a ponernos muy nerviosos, y eso el bebé lo nota. Provocamos que el bebé en vez de calmarse, se ponga más nervioso y llore más.

¿Qué debemos hacer?

    1. Prevención : debemos fomentar ambientes tranquilos en casa, sacar los gases en cada toma, masajes regulares y utilizar biberones anticólicos.
    2. No dar de comer al bebé en pleno llanto. Tendemos, yo la primera, pensar que llora de hambre y le damos de comer. Error, hay que esperar a que pase el episodio para volver a darle de comer. Entonces si.
    3. Una de las posturas con las que más se calma el bebé es poniéndoles boca abajo con la mano en la tripita. Tal y como nos explicó My Salus en el evento de Philips Avent. Y si es envuelto como indica la infografía mejor. Les da más seguridad y les calma.my salus colicos reflexiones de una mama
    4. En esos momentos el chupete nos puede servir para calmarle. Recordad, no damos de comer, pero el efecto de succión también les ayuda.
    5. Los ruidos blancos también ayudan. Ruidos blancos son, el secador, el extractor de la cocina… Ahora también hay aplicaciones con ruido blanco o en yotube tenemos horas de ese ruido si buscáis en su buscador.
    6. Cuando el bebé ya esté calmado… entonces sí podemos darle de comer.
    7. Otra de las cosas que nos ha ayudado muchísimos es portear al bebé. Nosotros utilizamos la camiseta de porteo de Amarsupiel, pero hay otras opciones también en el mercado.amarsupiel porteo reflexiones de una mama
    8.  También utilizamos el método Kusiwawa con Lara, sirve tanto para gases como para cólicos y es una cinta de algodón 100% que se coloca encima de la barriga del bebé para aplicar calor. Incluye un cojín de hierbas que utiliza la aromaterapia para calmar bebé y papás. El cojín se calienta en el microondas un poquito y listo. Nosotros sólo utilizamos la Wawa Band, pero en su página podéis encontrar más productos.
      Kusi Wawa reflexiones de una mama
  1. Si nada de esto funciona, siempre queda probar la fisioterapia. Muchos bebés por su inmadurez digestiva sufren estos males. Los fisioterapéutas pediátricos ayudan con estas patologías a los bebés a los cuales ninguno de los métodos anteriores les ha funcionado.
  2. Siempre siempre siempre acudir al pediatra para descartar cualquier otra patología. En nuestro cado además de los cólicos del lactante Óliver padecía reflujo e intolerancia a la proteína de la leche de vaca, así que el pobre sufría por todos los lados. Eso sí para su diagnóstico pasamos por 3 pediatras, un neonatólogo, una noche en urgencias y un especialista gastrointestinal. Pero por lo menos aprendimos para la segunda.

 

¡Espero que el post os resulte de utilidad y cualquier duda aquí estamos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *