Diario de una mamá: el miedo

El miedo es ese sentimiento que aparece de vez en cuando por mi mente cuando consciente o inconscientemente pienso en cosas que me preocupan. ¿Qué me preocupa últimamente? La vuelta a la vida laboral y separarme de mi bebé.

En el mes de junio la empresa donde trabajaba no me renovó el contrato. Casualmente estaba embarazada de 6 meses, así que como comprenderéis, en pleno verano y a 3 meses de dar a luz lo de buscar trabajo no podía entrar en mis planes.

Todo el mundo me decía que aprovechase, que así tenía tiempo para preparar la llegada de la niña, pasar más rato con Óliver que en breve acabaría la escuela infantil… y tenían razón, pero el miedo comenzaba a apoderarse de mí. Sin derecho a prestación por desempleo, lo que hice fue adelantar la baja de maternidad (esas 16 semanas a las que tenemos derecho las madres), dejando 6 semanas para el posparto que es lo que te obliga la ley.

Así durante esos meses cobré mi baja de maternidad, preparé lo que pude en plena ola de calor infernal, y cuidé de Óliver hasta que llegó Lara.

Pasados los trámites de inscribir a la niña y demás, recolocar hormonas disparadas, gestionar rabietas y celos del hermano mayor, pasó la cuarentena y las 6 semanas. Ya era libre para buscar empleo de nuevo, pero ¿Cómo iba a dejar a un bebé de 6 semanas sin su madre en la guardería? Fui realista, y aunque buscaba trabajo, iba a intentar no coger cualquier cosa para pasar lo más posible con ella, ya que con Óliver me reincorporé a media jornada a las 16 semanas y se me hizo un mundo.

Así llegó la navidad, pasó la navidad… y se cumplieron las 16 semanas tras el parto. Ahora ya sí, buscaba trabajo casi de lo que saliese. Pero el miedo volvía a aparecer, cómo me voy a despegar de un bebé que no llega a 6 meses, mientras me paso 10 horas mínimo fuera de casa sin ella. Y en esas estamos, el lunes comienzo a trabajar, y los miedos de toda clase han aparecido.

El miedo, la ansiedad, son mecanismos de defensa que nos han hecho vivir y mantener la especie, pero mal gestionados lo único que crean es estrés y frustración. Sentimiento e ser mala madre por abandonar a la niña porque nadie va a saber cuidarla como yo, y si me echa de menos no me tendrá…

Se que estos sentimientos son normales, pero no dejan de doler. Creo que viene en el ADN de ser madre. Cuando das a luz, parte de tu corazón comienza a vivir fuera de ti. En este caso yo tendo dos cachitos de mi corazón viviendo fuera, expuestos a los peligros de la vida y de una sociedad que no está preparada para que haya niños, con horarios laborales extensos, jornadas partidas, poca conciliación, pocas ayudas…. el día 8 de marzo es el día de la mujer trabajadora. En principio día de huelga… Si de verdad todas paráramos, el miedo lo sufrirían aquellos que gobiernan, o nuestros jefes, o nuestras parejas… no hace falta ser feminista para ver que algo falla en esta sociedad, fallan demasiadas cosas…

 

Y vosotrxs, ¿a qué tenéis miedo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *