Características de bebés de alta demanda

Hay bebés de alta demanda, que piden continuamente ser atendidos, alimentados, entretenidos, ¿Es así por su propio carácter o es que lo hacemos todo mal?

Hay que diferenciar entre bebés de alta demanda y bebés demandantes. Aquí os dejo algunas de las características que los distinguen:

Pide comida continuamente:

– Pide afecto continuamente:

– Exigente:

– Carácter fuerte:

– Muy activo:

– Agotador:

-Insatisfecho:

– Impredecible

– Muy sensible:

Suele hacer tomas muy cortas pero muy frecuentes

-Tolera muy mal la separación de los padres. Especialmente de la madre.

-Tiene crisis de llanto exigente. Pide la satisfacción inmediata de sus necesidades. Calmándose momentáneamente en cuanto es atendida.

-Cuando quiere algo no para hasta conseguirlo.

Sus ratos de descanso son mínimos. Durante el día casi no duerme. Y en cuando una crisis de llanto cesa porque le damos lo que pide, comienza otra al poco rato.

-Superan la capacidad de esfuerzo de padres, abuelos y casi cualquiera que se ofrezca a echar una mano.

-Es como si nunca tuviese suficiente. A pesar de atender todo la anterior, enseguida vuelve a llorar por otra cosa.

-Cuando parece que empiezas a cogerle el tranquillo, lo que ayer ayudó, no sirve hoy.-Nota cualquier mínimo cambio. La despierta cualquier ruido. Es muy influenciable por el estado de ánimo de los que le rodea.En estos niños, la estrategia que parece funcionar mejor es lo que algunos llaman “Crianza Natural”.

Básicamente consiste en:

– Alimentación con pecho a demanda.
– Contacto continuo íntimo con la madre.
– Colecho (duerme en la cama de los padres).
No es bueno categorizar nunca a nadie, y menos a un niño, pero si es cierto, que sin hacer una profecía “autocumplida” estos niños existen. Óliver es así, según ha ido creciendo algunas cosas han ido mejorando. otras sin embargo no. Lara por el contrario no tiene nada que ver.
Muchas veces encontrar como llamar a “algo” en este caso a un bebé ayuda a que la madre, el padre o los familiares, no se sientan que están locos, que no valen como padres, que están haciendo algo mal…
¿Os habéis sentido así alguna vez? No estáis solos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *