Alta sensibilidad en niños y PAS

Cuando nació Óliver comprendí que no tenía un bebé de manual, de esos que comen y duermen durante los primeros meses y poco más. Además de llorar durante todo el día sin poder calmarlo, era muy sensible a los ruido, a los cambios, percibía el mundo de manera diferente a otros bebés que había conocido. Buceando en internet como hemos hecho muchas, descubrí el termino bebés de alta demanda (diferentes a bebes altamente demandantes)de los cuales os he hablado en otros post.

Hoy os descubro otro término por si no lo conocíais, niños con alta sesibilidad.

Hablamos de Alta Sensibilidad cuando una persona posee un sistema neuro-sensorial más fino, más desarrollado que la mayoría de la gente. Como consecuencia de ello, la persona con alta sensibilidad ( PAS ) recibe en proporción mucha más información sensorial simultánea que alguien con una sensibilidad media. Esto, en muchos casos, puede derivar en una saturación sensorial, un bloqueo, estrés y, en último término, dar lugar a una enfermedad. La Alta Sensibilidad es un rasgo hereditario que afecta a dos de cada diez personas, hombres y mujeres por igual. Ser Persona con Alta Sensibilidad no es algo que tienes, es algo que eres. La alta sensibilidad es un rasgo, no es en ningún momento una enfermedad.

Las características que deben cumplir estas personas son :

  1. La persona con alta sensibilidad difícilmente puede remediar su tendencia a procesar toda la información recibida de una manera intensa y profunda, por lo que suele reflexionar mucho sobre los temas en general y dar muchas vueltas para una mayor comprensión.
  2. La persona con alta sensibilidad puede llegar a saturarse y sentirse sobreestimulada cuando tiene que procesar a la vez mucha información (sensorial y emocional). Ésta característica es comprensible debido a que la persona PAS posee un sistema neuro-sensorial más fino de lo normal, por lo que la cantidad de información que recibe es mucho mayor que la de una persona que no es PAS.
  3. La persona con alta sensibilidad vive la vida con mucha emocionalidad, se emociona con facilidad ante situaciones y sensaciones. Su manera de experimentar la felicidad, tristeza, alegría, injusticia, etc. es muy intensa y va ligada a una fuerte empatía, una característica que también forma parte del rasgo de la alta sensibilidad.
  4. La persona con alta sensibilidad tiene una elevada sensibilidad, no solamente en cuanto a los cinco sentidos (vista, tacto, oído, gusto, olfato), sino también de cara a sutilezas como pequeños cambios en el entorno o en el estado emocional de las personas que tiene a su alrededor.

Estos son los cuatro pilares del rasgo de la alta sensibilidad. Para que una persona se califique como PAS tiene que verse reflejada en el conjunto de estos 4 puntos.

Los niños altamente sensibles suelen sentirse abrumados por los estímulos, por los cambios repentinos y sobre todo, por la angustia emocional de los demás, tienen gran empatía y pueden sufrir los mismos sentimientos que ven en la otra persona. Los niños ya son de forma natural, emocionales, pero cuando son PAS se percibe mucho más. Los niños son una mezcla de una serie de rasgos de temperamento, son emocionales, exigentes y persistentes… pero también hay otros niños que son más calmados, más introvertidos y que parecen fáciles de criar, excepto cuando se juntan con otros niños, ya que parecen influenciables.

¿Está relacionado el término Alta Demanda y Alta Sensibilidad?

“Un niño puede cumplir con uno, varios o ninguno de estos términos. Pero es frecuente que algunos de ellos estén relacionados. Esto es, podemos tener un niño superdotado que no haya sido hiper demandante como bebé pero que sí tenga una sensibilidad especial a nivel emocional. O podemos tener un niño muy sensible y creativo, que por el contrario no desarrolle sus habilidades con gran presteza o desparpajo.” según comenta Una Mamá Valiente.

Sin embargo, parece ser que hay consenso en el estudio de los niños de Alta Demanda en tanto que la gran mayoría devienen en niños con Altas Capacidades. Y cumplir con ambos términos, suele estar ligado a una Alta Sensibilidad.

Si aún tienes dudas y deseas saber si tu hijo es un NAS o Niño Altamente Sensible, puedes hacer el siguiente test oficial de la Asociación Española de Profesionales de la Alta Sensibilidad (PAS España).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *